Hemeroteca

Valladolid, martes 22 de septiembre de 2009.

Durante su comparecencia el 22 de septiembre de 2009 en la Comisión de Sanidad, Familia e Igualdad de Oportunidades de la Federación Regional de Municipios y Provincias, celebrada en Las Cortes, el consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Francisco Javier Álvarez Guisasola, anunció que nuestra comunidad es la única de toda España donde es nula la actividad de la Gripe A porque “a día de hoy, estamos por debajo de 5 casos por cada cien mil habitantes y sólo se han producido dos muertes. Sin duda, unas cifras muy bajas”. El consejero destacó “la ventaja que tiene una comunidad como la nuestra al ser tan extensa y tener núcleos con bajo número de habitantes, ya que el contagio es mayor en grandes urbes y sobre en aquellas que disponen de metro: un foco de contagio muy fuerte”.

La Consejería de Sanidad puso en marcha el 1 de septiembre un teléfono gratuito de información (900 222 000) sobre la Gripe A que “hasta el día 21 había recibido 1.482 llamadas. De ellas, 975 fueron para recabar información y el resto, 507, de personas que consideraban padecer alguno de los síntomas de la enfermedad (431 fueron gripes de bajo riesgo y 76 de alto riesgo). La provincia que realizó más llamadas fue la de Valladolid con 722 y la que menos Soria con 16; y entre medias, por ejemplo, las 110 llamadas realizadas desde León, las 91 desde Salamanca y las 17 desde Segovia”, según detalló Francisco Javier Álvarez Guisasola.

Además del teléfono de información, la Junta ha reforzado su portal sanitario con un apartado específico sobre la Gripe A que ha recibido ya 110.549 visitas, de las que 7.696 realizaron el test de autoevaluación para conocer el tipo de infección. Además, Álvarez Guisasola puso de manifiesto el importante esfuerzo de su consejería por informar a la ciudadanía “a través de un 1.200.000 folletos y 75.000 carteles; sin olvidar la presencia en 19 periódicos, en radios y televisiones”.

El consejero de Sanidad se mostró satisfecho con la marcha del Plan General de Respuesta a la Pandemia de la Gripe A “que pretendía descargar al sistema sanitario por los casos de gripe y por ahora está cumpliendo su objetivo; actualmente hay 28 personas ingresadas en centros hospitalarios que están funcionando con normalidad”.

Hemeroteca

Sobre los antivirales, Álvarez Guisasola aseguró “que no debe existir ningún tipo de alarma entre los ciudadanos de Castilla y León porque hay suficientes como para atender a toda la población. Existen reservas para medio millón de tratamientos”.

Y en cuanto a la vacuna, el titular de Sanidad aprovechó la ocasión para aclarar “que para administrar una vacuna ésta tiene que ser autorizada por la Agencia Europea del Medicamento y luego por la española. Por tanto, cuando esté lista será segura. Por ahora, les puedo decir que el gobierno ha reservado ya como para vacunar al 40% de la población, y se podría aumentar en un 20% si fuera necesario”.

Hemeroteca

El consejero de Sanidad aclaró que “hasta el 22 de julio, en España se contabilizaban caso por caso (hasta llegar a los 1.500) y se notificaban las muertes al detalle. Pero a partir de esa fecha, desde el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas se decidió dar los datos de afectados desde un punto de vista epidemiológico por lo que dicho datos se ofrecen por cada cien mil habitantes”. Álvarez Guisasola  cifró en 41 los casos por cada cien mil habitantes registrados en España, “lo que nos sitúa lejos de considerar que estamos ante una pandemia porque tendríamos que estar hablando de 55 casos por cada cien mil habitantes, destacando además que en nuestro país la tasa de mortalidad es muy baja”.

Durante su comparecencia recordó que “los primeros síntomas de la Gripe A se detectaron en Méjico, pasando luego a Estados Unidos y Canadá antes de llegar a Europa. Desde el mes de julio, en los países del hemisferio sur ha bajado la incidencia de esta enfermedad, que ha afectado a personas menores de 40 años sobre todo en grandes núcleos de población. Mientras, en el hemisferio norte se puede hablar de casos pero no de epidemia”.

Hemeroteca