Ávila, 13 de octubre de 2009.

La consejera de Administración Autonómica, Isabel Alonso, y el presidente de la Federación Regional de Municipios y Provincias de Castilla y León, Miguel Ángel García Nieto, han inaugurado en Ávila una jornada sobre la Administración Electrónica en las entidades locales de Castilla y León.

Durante su intervención, Miguel Ángel García Nieto ha asegurado que “unos de los grandes retos que se nos plantea a la Administración Pública es poder garantizar a los ciudadanos el acceso a los servicios públicos bajo criterios de equidad, de manera que un ciudadano de una provincia reciba y perciba los servicios públicos de igual modo que un ciudadano que reside en un municipio rural. Las Tecnologías de la información y las comunicaciones se revelan como elemento esencial para la mejora de la eficiencia y la modernización de la Administración Local. No sólo apoyan la relación con el ciudadano a través de la denominada e-Administración, sino que contribuyen a la mejora de los procesos de gestión”.

Hemeroteca

El Presidente de la frmp ha reconocido que “las administraciones públicas en general y la local en particular, por su cercanía al ciudadano, hemos ido adaptando las herramientas propias de  la sociedad de la información para cumplir con las expectativas ciudadanas en ese sentido. La Ley 11/2007, de 27 de junio, de Acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos, obliga a todas las Administraciones Públicas, local incluida a prestar a los ciudadanos cuatro electrónicos básicos; primero; poder registrar documentos electrónicamente, segundo; conocer el estado de tramitación de sus asuntos, tercero; poder pagar electrónicamente y en cuarto último lugar; ser notificado electrónicamente”. Por ello, a juicio de García Nieto “es necesario que los representantes políticos locales tengan claro  el papel tan importante y decisivo que les corresponde en la implantación de la Administración Electrónica como impulsores del proyecto conjuntamente con los técnicos municipales”.

Hemeroteca

Por su parte, la consejera destacó “la importancia de la colaboración entre todas las administraciones. El Plan de Implantación de la Administración Electrónica que aprobó la Junta de Castilla y León en el mes de marzo acerca a los ciudadanos, empresas y empleados públicos las diversas ventajas y oportunidades que ofrece la E-Administración como son la reducción del número de desplazamientos o, entre otras, la disminución de tiempos de tramitación, tiene como objetivo principal el de facilitar el acceso de los ciudadanos a los servicios públicos”.